Saltar al contenido

Cómo Saber Si Un Bebé Tiene Fiebre

como saber si mi bebe tiene fiebre.

Cómo saber si un bebé tiene fiebre es fundamental para cuidar su salud porque comúnmente se presenta esta como una manifestación del cuerpo, que significa que se encuentra combatiendo alguna enfermedad infecciosa, pero ¿Cómo estar seguro que posee fiebre? ¿Cuál es la temperatura normal y a partir de cuanto se considera fiebre? Sigue leyendo para saber más al respecto.

A partir De Cuanto Es Fiebre En Un Bebé Y Cómo Medirla

Con respecto a que temperatura tiene un bebé fiebre, la gran mayoría de los médicos en el mundo, incluyendo los integrantes de la Academia Estadounidense de Pediatría (conocido por sus siglas en inglés APP), concuerdan que debe superar los 38 grados centígrados para exponer verdaderamente los síntomas. Por lo general la temperatura del bebé en condiciones normales oscila entre los 36 a 38 grados.

Si este tope es superado, aunque sea por muy poco, ya se considera que el bebé posee fiebre. Una manera de cómo saber si un bebé tiene fiebre es observar si existe una variación de su temperatura habitual cuando entras en contacto con él, también podría encontrarse adormilado presentando así que posee malestar.

Temperatura De La Axila Y Temperatura Rectal

Ahora bien, si notas que tu bebé protesta más de lo habitual es bueno que lo toques o beses en la frente para verificar si la temperatura se encuentra más alta de lo normal. Si surge esta posibilidad, es recomendable que uses el termómetro para saber con exactitud cómo saber si un bebé tiene fiebre. Puedes medirla en la axila, si sobrepasa los 37 grados lo mejor es tomarle la temperatura rectal.

Medir la temperatura rectal del bebé es el paso más fundamental de cómo saber si un bebé tiene fiebre porque podrás saber con exactitud su temperatura. Como ya mencionamos, si supera los 38 grados centígrados, es seguro que presenta un cuadro febril que podría indicar la presencia de una infección.

Tiempo De Medición Según El Lugar Donde Se Aplica El Uso Del Termómetro

Para la medición de la temperatura corporal es fundamental el uso del termómetro, especialmente los digitales porque ofrecen una medición exacta. Además de utilizar este dispositivo, se recomiendan medir de acuerdo a diferentes tiempos, dependiendo del lugar en donde se coloque el termómetro para así obtener mayor precisión.

Los lugares ideales para medir la temperatura, tanto para bebés como en niños, son la boca, las axilas y el recto. Con respecto al tiempo este tiende a variar de acuerdo al lugar: para las axilas aproximadamente 4 minutos y en la boca y recto 2 minutos.

Bebé Con Fiebre Que Hago

Una vez que determinas cómo saber si un bebé tiene fiebre, ahora deberás observar qué síntomas lo acompañan para encontrar la mejor solución. En el caso de presentar tos, vómitos, convulsiones, que se queje mucho o se mantenga adormilado; lo más recomendable es acudir un médico para que indique el medicamento más adecuado.

Si por el contrario el bebé no presenta más síntomas que la propia fiebre, se pueden tomar ciertas medidas para buscar contrarrestarla. Para ello es necesario que tengas claro cómo saber si un bebé tiene fiebre, pues además del termómetro, su comportamiento indicará mucho sobre los síntomas que padece y que deberás hacer al respecto.

Algunas medidas para como bajarle la fiebre a un bebé son evitar el exceso de ropa, si siente frío lo más adecuado es taparlo sin abrigarlo en exceso. Otra opción muy recomendada es bañarlo con agua tibia para disminuir su temperatura y administrarle líquidos en abundancia para evitar la deshidratación.

Uso De Medicamentos Antitérmicos

Es importante destacar que el uso de medicamentos antitérmicos como el paracetamol y el ibuprofeno deben ser considerados como la última opción. Sobre todo con el ibuprofeno, no es recomendable para niños menores de 6 meses, también es importantísimo evitar el uso de antibióticos sin la prescripción de un pediatra.

En caso que la temperatura de tu bebé sobrepase los 40 grados centígrados o presente síntomas como convulsiones, manchas en la piel o dificultad para respirar, lo más recomendable es acudir a urgencias para que se realice una evaluación y descartar que tenga una enfermedad crónica grave.

Dieta Que Debe Administrarse A Un Bebé Con Fiebre

Una vez que se tiene claro cómo saber si un bebé tiene fiebre es sumamente importante determinar una dieta especial porque en este periodo surge inapetencia; lo que conlleva a una recuperación lenta del infante. Para evitar estos problemas, sigue las siguientes recomendaciones:

Bebé Con Fiebre Que Comer

La abundancia de líquidos es fundamental para evitar una posible deshidratación, así mismo es importante administrarle alimentos que sean ricos en calorías, pero que a su vez sean ligeros para la digestión, tales como frutas, verduras, arroz, galletas, pasta, entre otros. También se recomienda la administración de proteínas y grasas (huevo, pescado, entre otros).

Qué Hacer Si Es Imposible Darle De Comer

Una buena manera de alimentarle es a través de los líquidos, para ello puedes darle zumos de frutas, batidos, leche azucarada, entre otros líquidos que sean ricos en hidratos de carbono para así recupere la energía perdida.

Bebé Con Fiebre Y Aire Acondicionado

Muchas veces los padres primerizos suelen alarmarse cuando durante la fiebre, los bebés comienzan a sudar y ante esta situación encienden el aire acondicionado para disminuir los síntomas.

Esta acción es un grave error, pues de esta manera puede en vez de mejorar obtener una pulmonía. Lo mejor para refrescarlo es quitarle el exceso de ropa o bajarle la temperatura con un baño de agua fría.

¿ Un Bebé Con Fiebre Se Puede Bañar ?

Un bebé con fiebre se puede bañar perfectamente a pesar de la fiebre, aunque si esta es alta puede bañarse con agua templada sobre los 34 ºC. Evita los cambios bruscos de temperatura ya que las defensas naturales de su organismo podrían debilitarse.

Quizás Te Interese:

Cómo saber si un bebé tiene fiebre es algo que todo padre debe aprender porque este es un síntoma que utiliza su propio cuerpo para combatir ciertas infecciones. Sin embargo, es fundamental que pueda ser controlada para evitar la aparición de otras dolencias.